Festival Medieval Villa de Alburquerque

Festival Medieval Villa de Alburquerque

El Festival Medieval es la fiesta popular por excelencia. El ejemplo más claro de la pasión de un pueblo a través de sus manifestaciones espontáneas. Cada año, a mediados del mes de agosto, Alburquerque retrocede hasta el siglo XIV para rememorar una época que marcó nuestra villa para siempre. Época de supersticiones, de honor, de lealtad. Época de hambre, de miseria y gloria al mismo tiempo. La fiesta del medievo atrapa al pueblo, lo convierte en espejo de su pasado. Es la máquina del tiempo perfecta para recordar las andanzas de nuestros antepasados. Cada una de las piedras del majestuoso Castillo de Luna es testigo de lo que aquí ocurrió desde el siglo XIII en adelante. El castillo es la la pieza angular de la Edad Media en Alburquerque. La fortaleza constituye un marco inmejorable para nuestro viaje.

En el año 1994, la localidad decide abrir sus puertas para mostrar al mundo toda su belleza y el atractivo de un pasado caracterizado por la convivencia de tres culturas, la árabe, la judía y la cristiana. Hecho que confiere al carácter del alburquerqueño una singularidad especial.

Reconocimientos

La clave para el éxito es la participación de todos y cada uno de los alburquerqueños. El mayor premio de esta fiesta es su consolidación a lo largo del tiempo como un referente en la cultura extremeña y nacional. No obstante, también se ha reconocido el valor del evento desde varias instituciones. Hace doce años que el medieval es fiesta de interés turístico regional. Cuando decimos que la participación del pueblo es el alma de esta festividad no hablamos en vano. En el año 2002 se le otorgó el premio “Mundo Teatro” a la mejor interpretación colectiva. Se trata de un galardón europeo que dio mayor renombre a la villa y a su fiesta. Recientemente la asociación de gestores culturales de Extremadura también premió al Medieval por la calidad de su teatro popular.

Medievo en cada rincón

Cualquiera que haya tenido la suerte de estar en Alburquerque durante la celebración de esta fiesta sabe de lo que hablamos.

El medieval es un sentimiento que lo impregna absolutamente todo. Cada rincón, cada calle, todo tiene sabor a Edad Media. Cientos de actores espontáneos pueblan la villa.

Aldeanos, nobles, moros y cristianos, guerreros y saltimbanquis. A mediados de agosto en Alburquerque se vive y se siente el medieval. Aunque el programa de actos se configura en horas concretas, la ambientación es algo constante fruto de la implicación desinteresada.

Visita obligada

El Festival Medieval se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de la localidad. Cada año, miles de personas de todos los puntos de España deciden viajar a Alburquerque para empaparse de la fiesta. Todo el que llega de fuera comprueba la fuerza del festival a través de sus protagonistas, a través de cada actuación. El festival medieval es la voluntad de un pueblo por contar su historia y por hacer a los demás participes de ella. Por todo ello, este verano, una vez más la villa Alburquerqueña abrirá sus puertas a todo aquel que quiera conocer en primera persona el origen de nuestro legado.

Categorías: Eventos, Turismo
Etiquetas: Festival Medieval