Ñay, Manzano y la pasión carnavalera

Ñay, Manzano y la pasión carnavalera

El carnaval es una de esas fiestas que se contagian de forma inmediata, en los rostros, en las personas anónimas que por un día se convierten en lo que quieren para disfrutar y hacer partícipe a los que les rodean. El carnaval es la fiesta de la ilusión de niños y mayores, es colorido y explosión de energía en cada rincón. Probablemente el carnaval no sería lo mismo sin todas esas personas que lo llevan dentro y que año tras año se empeñan en que no muera una festividad que tiene más de 2.000 años de historia. En Alburquerque, la programación cultural por parte del ayuntamiento debe beber de la iniciativa y ganas de pasarlo bien de los vecinos. Estamos seguros de que si cada uno de nosotros viviera la fiesta con la misma pasión que nuestro protagonista de hoy, el carnaval sería algo más que ponerse un disfraz. A falta de menos de una semana para esta cita,  hoy hablamos con Adrián Bozas. Por si no les suena el nombre, nos referimos a “Ñay”.

–Antes de nada, ¿por qué todo el mundo te conoce por el nombre de Ñay?

–No sé el origen de este mote. En el pueblo muy pocos me conocen por mi nombre real. De hecho, me resulta curioso que mucha gente no sepa quién es Adrián Bozas.

–¿Cómo empezó tu pasión por el carnaval?

–Recuerdo que fue a finales de la década de los 80. Creo que la primera vez que me disfracé con mi amigo Fernando Manzano fue allá por el año 1989. Todavía guardo en mi cabeza las grandes anécdotas que vivíamos juntos. En ese año, salí a las calles de mi pueblo disfrazado de bailarina de ballet y la respuesta del público fue tan positiva y reconfortante que desde ese día, no hemos dejado de participar en la fiesta.

[blockquote style=”4″]Los carnavales son la mejor fiesta del año porque alegras a la gente.[/blockquote]

–Tanto Manzano como tú os habéis disfrazado de personajes que han llamado mucho la atención. ¿Cuáles serían tus preferidos?

–Siempre nos hemos intentado disfrazar de personajes populares del momento, conocidos por la opinión pública. En nuestro repertorio de disfraces puedo mencionarte a Toy Story, Aladino y el Genio, Isabel Gemio y Jesús Puente, Don Quijote y Sancho, King Afríca y sus bailarinas, Ortega Cano y Rocío Jurado y otros muchos que ahora mismo no recuerdo pero que también fueron un auténtico “show”. Me preparo a conciencia los atuendos y me lleva bastante tiempo de tareas.

–¿Han cambiado mucho los carnavales en los últimos años?

–Pienso que antes había más participación. Todo el mundo se disfrazaba.  La gente nos preguntaba que si nosotros no nos disfrazábamos de nada, la fiesta no era la misma. Este año hay buenos premios y creo que se notará en la participación. La fecha en esta ocasión no ayuda ya que las navidades todavía se notan en los bolsillos. Mi deseo siempre es que los carnavales sean multitudinarios. Para mí es la mejor fiesta del año porque alegras a la gente.

–¿Vas a disfrazarte este año?

De momento, lo dejo en el aire…

A la espera por saber si Ñay nos volverá a sorprender un año más con sus disfraces, les dejamos un álbum de fotos con nuestro protagonista y sus mejores momentos carnavaleros. Pasen y vean.

Categorías: Gente
Etiquetas: Entrevista, Festejos