Por vosotros, emigrantes

Por vosotros, emigrantes

[blockquote style=”3″]Por y para los emigrantes de Alburquerque. Para ellos y para sus descendientes, a los que nuestro pueblo siente como suyos.[/blockquote]

Una gran celebración

Hace ya 35 años desde que se fundara la asociación de emigrantes de Alburquerque. Desde el principio, esta agrupación de paisanos intentó unir sus fuerzas para mantener los vínculos con su pueblo natal. La realidad era dolorosa y antes o después, con gran pesar, la mayoría tuvo que hacer las maletas y partir. Con motivo de este aniversario especial, el ayuntamiento alburquerqueño quiere rendir un sentido homenaje a la figura de los emigrantes. El pueblo acogerá multitud de actividades culturales y sociales durante los próximos 21 y 22 de agosto. Se trata de una celebración para dar las gracias a los que tuvieron que irse y no olvidan sus arraigos. Un agradecimiento por no despegarse de sus raíces y por transmitirlas a sus hijos y nietos. Para entender qué significará realmente esta fiesta, hay que echar la vista atrás.

Contexto

Cuando las cifras son tan contundentes, a veces, sobran las palabras. Extremadura perdió entre 1961 y 1974 a casi el 40 por ciento de su población en edad de trabajar. El paro, el hambre, la miseria y la represión eran una constante diaria en los difíciles años de la posguerra. Bajo este caldo de cultivo eran pocas las alternativas a emigrar. Este fenómeno ha sido una de las señas más acuciantes de nuestra identidad como región. Los extremeños tuvieron que buscarse la vida lejos de la tierra que los vio nacer. La mayoría optaron por los núcleos urbanos de más desarrollo industrial: Madrid, Cataluña y País Vasco. Muchos otros se aventuraron a países como Alemania, Francia y Suiza. En la región de los Baldíos, alrededor de un 30 por ciento de la población tuvo que marcharse. Alburquerque no fue ajeno a esta lacra y a comienzos de los 60, nuestro pueblo, tuvo que ver partir a casi 5.000 personas en busca de un porvenir.

Asociación de emigrantes

Florencio García Santos

Florencio García Santos

Eran tiempos de cambio en nuestro país. La semilla de la asociación se forjó tras la celebración de las primeras elecciones municipales de la democracia. La comunidad madrileña acogió a miles de extremeños, muchos de ellos, procedentes de Alburquerque. La redacción de esta revista ha tenido la ocasión de hablar con uno de los alburquerqeños que decidió impulsar la asociación. Florencio García Santos tiene 66 años y reside en Getafe desde el 74. Conocido como “Floren”, ha vivido de primera mano cómo fueron los inicios. Junto a él, más vecinos como Joaquín García Mayo, otro de los socios fundadores fallecido recientemente.

Floren tuvo que emigrar en busca de trabajo. Con tan solo 18 años dejó la calle Silveros para irse a Gévora. Tras pasar aquí una temporada se estableció en la ciudad madrileña. Desempeñó labores de soldador y terminó como encargado en una empresa. Hoy está jubilado y viene a su pueblo tres o cuatro veces al año.

En estos momentos la asociación está disuelta por la paulatina desaparición de sus impulsores. No obstante, comenzó con la mayor de las ilusiones, tal y como nos contaba el propio Florencio:

[blockquote style=”4″]Nos juntamos veinte o treinta familias de paisanos y le propusimos al alcalde la idea de crear la asociación[/blockquote]

El consistorio respondió con total predisposición, por ello en una sesión de pleno del año 79 se aprobó el cambio de nombre de la antigua Avenida Conde de Vallellano. Desde ese día es conocida como Avenida de los Emigrantes y constituye una de las principales vías de acceso a la localidad.

Cada 15 de agosto, los componentes de la asociación celebraban sus orígenes en una gran fiesta que en ocasiones se prolongaba durante varios días. Al principio eran ellos los que se encargaban de todo. Algunos años después, fue el propio ayuntamiento el que tomó las riendas, convirtiendo este día en una cita clave en el calendario.

Orgullo y gratitud

En próximas fechas se darán a conocer con todo lujo de detalles cuáles van a ser las actividades programadas. De momento, lo que sí sabemos es que durante los próximos 21 y 22 de agosto, tras el Festival Medieval, Alburquerque se vestirá de gala para agradecer a quienes se fueron y al mismo tiempo están siempre presentes. No hay nada más importante que tener claro cuáles son los orígenes para que, aunque la tormenta nos desvíe, siempre haya un rumbo claro.

cartel_emigrantes_web

Categorías: Local
Etiquetas: Emigrantes