Pequeños gigantes

Pequeños gigantes

Hace unas horas se ha celebrado en el pabellón de deportes el acto de clausura de la escuela de minibasket Brave-Foxes. A lo largo de la mañana se han disputado encuentros de los dos equipos locales contra los conjuntos de Malpartida de Cáceres que han sido los invitados de la cita. Con la entrega de medallas por parte de Ángel Vadillo ha culminado una jornada de deporte e ilusión.

Rescatando el baloncesto

La escuela de minibasket impulsada por Jacinto Bravo tiene un objetivo claro. La intención es crear cantera para que alburquerque pueda contar en unos años con equipos de baloncesto que compitan en ligas y trofeos. Para ello, se forma a niños y niñas de corta edad en los principios básicos de este gran deporte. Con dos años de andadura, la escuela cuenta con categorias prebenjamines y de “baby-basket”, reservada a los más peques. Con el acto de hoy, se pone el colofón a un año de formación que al mismo tiempo ha servido para que los niños se eduquen en valores tan fundamentales como el trabajo en equipo y el compañerismo.

Una mañana especial

Aunque los resultados no han sido muy favorables, nosotros no nos vamos a centrar en este tema. A estas edades lo más importante no es el marcador. La clausura ha contado con la presencia de un nutrido grupo de padres animando a sus pequeños sobre la pista. Tras el termino de los partidos, Jacinto Bravo  les ha dirigido unas palabras de agradecimiento. Además ha destacado el apoyo del ayuntamiento. En este sentido, el alcalde se ha mostrado orgulloso de la cantera que se está formando y ha expresado su deseo de que Alburquerque pueda contar con grandes equipos de basket en el futuro. De esta forma se ha llegado a la entrega de medallas y obsequios para los protagonistas; pequeños gigantes.

Categorías: Deporte
Etiquetas: Deporte