Un pueblo con arte

Un pueblo con arte

La escuela municipal de arte cierra su primera etapa con éxito y aspira a complementar a las ya existentes escuelas de música y teatro para convertir a Alburquerque en un pueblo en el que se respire cultura en cada rincón. En próximos días culminarán las clases de pintura y escultura para abrir los periodos de preinscripción de cara a después del verano.

Despertando talentos

Hace un tiempo decíamos en nuestra editorial que no hay nada más humano como el arte. Reflejo y respuesta de las sociedades. Podría decirse que desde el consistorio se considera al arte como un verdadero motor necesario en cualquier comunidad, por pequeña que sea. La escuela municipal de arte se encuentra en las instalaciones del antiguo colegio Pedro Márquez desde hace unos meses. En sus clases, se imparte escultura y pintura a cargo de los artistas Lydia Boza y Alberto de los Ríos, respectivamente. En la actualidad cuentan con más de 50 alumnos niños y adultos que avanzan cada día en los conceptos básicos de cada una de las dos disciplinas. Se pretende crear conciencia y criterio artístico en los participantes de los talleres aunque el objetivo máximo es otro.

[blockquote style=»4″]Ver cómo los alumnos se superan cada día es una gran satisfacción[/blockquote]

i-150610escuela_arte i-150610escuela_arte2

Cultura como reflejo y compensación

El reto de la institución local es que los alumnos de las tres escuelas de Alburquerque devuelvan al pueblo la inversión en su formación mediante manifestaciones artísticas y proyectos que aporten algún tipo de beneficio a la comunidad. Esto es algo que ya se ha conseguido en el caso de la escuela municipal de música con la creación de la banda municipal que la representa ofreciendo multitud de conciertos dentro y fuera de nuestras fronteras. Si hablamos de la escuela de teatro, lo que se pretende es poder crear una productora propia que cumpla la misma función que los músicos: reflejar la cultura local.

Las expectativas para la escuela de arte pasan por fomentar iniciativas como exposiciones o incluso ir poblando nuestras calles y entornos con las creaciones de los alumnos.

Para el buen funcionamiento de una iniciativa de este calado es necesario cumplir una serie de pautas. En primer lugar es indispensable la fé y el apoyo del ente público. Por otro lado, se necesitan muchos recursos para que la formación sea de calidad. El esfuerzo del consistorio se justifica por la evidente necesidad de enseñar cultura en poblaciones medianas y pequeñas ya que, en ocasiones, parece que se deja de lado este tipo de formación tan necesaria para el crecimiento personal y desarrollo como sociedades.

Se pretende que el próximo año sea el del despegue definitivo. Con las tres escuelas artísticas operativas en la localidad, las aspiraciones apuntan alto.

[ot-video type=»youtube» url=»https://youtu.be/gp6uELSBeYs»]

Categorías: Local
Etiquetas: Cultura