El céntimo de la discordia

El céntimo de la discordia

El famoso céntimo sanitario se ha convertido en el céntimo de la discordia. De hecho, siempre lo ha sido desde su implantación en 2011. Se trata de un impuesto de hidrocarburos que se cobra cada vez que llenamos nuestro depósito y que aumenta el coste de cada repostaje. La razón de su creación no fue otra que aumentar los ingresos de las comunidades autónomas. En nuestra región, el importe de este impuesto ha llegado en algunos casos al máximo permitido, que es de 4,8 céntimos por litro de combustible. En otras comunidades como País Vasco o Cantabria no se cobra el céntimo sanitario.

Repostar en Castilla y León

En estos momentos, el precio del céntimo sanitario en Extremadura se sitúa en 3,8 céntimos de euro por cada litro repostado. Numerosos colectivos como camioneros y transportistas piden al gobierno que se baje este impuesto ya que supondría un ahorro de entre 40 y 60 euros en los repostajes. Un trailer, por ejemplo, puede llegar a albergar más de 1000 litros de combustible en sus depositos. Esta situación esta provocando que muchos camioneros que cruzan la región apuren sus litros y esperen a repostar en Castilla y León. Allí se cobra tan solo 1,6 céntimos por litro.

Desde la Asociación Regional de Estaciones de Servicio de Extremadura se propone una reconsideración y una rebaja que podría ser escalonada. El objetivo que se persigue es la creación de unos criterios únicos y estables en todo el territorio español que eliminen la competencia entre las gasolineras de zonas limítrofes. En estos momentos la petición de rebaja está hecha aunque sigue reconociéndose que este impuesto supone ingresos que rondan los 40 millones de euros anuales para las arcas públicas. En algunas comunidades como Cataluña, el gremio de transportistas ha solicitado al gobierno la devolución de más de 23 millones en concepto de céntimo sanitario. En el caso extremeño, habrá que esperar a conocer la solución.

Fuentes: El Periódico de Extremadura/ Diario Hoy

Categorías: Comarcal
Etiquetas: Economía