El CPA pide sentido común a la federación

El CPA pide sentido común a la federación

La situación del Club Polideportivo Alburqueque es límite. La Federación Extremeña de Fútbol ha encuadrado de nuevo al equipo en el grupo de Cáceres en la regional preferente. La consecuencia más clara es que los jugadores tendrían que salvar largas distancias que harían inviable a nivel económico  la competición para el conjunto alburquerqueño. Si no se enmarca al equipo en el grupo de Badajoz, se plantea abandonar la competición.

La misma historia

El portavoz del club, Samuel Cotrina nos ha confirmado esta misma mañana que el CPA ha sido el equipo que más ha tenido que viajar en las últimas temporadas por lo que se considera justo un encuadramiento en el grupo pacense. La gran mayoría de la plantilla se niega a competir contra los equipos cacereños. La directiva y el cuerpo técnico tampoco están por la labor. Estar en el grupo de Cáceres supondría viajar a localidades como Jaraíz de la Vera o Navalmoral de la Mata, ubicadas a cientos de kilómetros de Alburquerque. Las distancias serían hasta tres veces más largas que en el grupo de Badajoz.

Situación delicada

En estos momentos, el tiempo corre en contra del equipo. La directiva, encabezada por la presidenta, Raquel del Pozo ya ha mostrado su postura de forma clara a la federación. Otros equipos como el San Serván también han sido enmarcados en el grupo de Cáceres y están apoyando la causa. Este lunes saldrá publicado el calendario con los enfrentamientos y será entonces cuando sepamos si finalmente reina o no el sentido común.

Categorías: Deporte
Etiquetas: Deporte