Pasión por el Festival Medieval

Pasión por el Festival Medieval

Es lunes y Alburquerque vuelve poco a poco a la normalidad tras vivir una nueva edición de su Festival Medieval. Desde la organización ya se está pensando en la cita del año que viene, en la que se intentarán mejorar algunos detalles para seguir creciendo. Han sido cuatro días de actos, cuatro días que culminaron ayer con el concierto a cargo del grupo “Protus” en el interior de Santa María del Mercado.

Las novedades

Bien es cierto que los actos centrales del festival no cambian y siempre gustan al espectador. A pesar de ello, este año se ha intentado dar algo de aire fresco y se han introducido cambios. La propuesta teatral “limes, limitis”; la cena medieval en el interior del castillo o el renovado aquelarre han sido algunas de las sorpresas con las que se ha encontrado el públco. En algunos casos es necesario un replanteamiento pero lo que está claro es que este es el camino que debe seguir la organización para que la fiesta siga renovándose manteniendo la esencia.

Gran participación

Hay cosas que nunca cambian. La participación en el Festival Medieval es una de ellas. Aunque parecía que algunos actos contarían con poca representación, hemos visto una fiesta repleta de vecinos y visitantes ataviados con sus trajes para revivir tiempos pasados. Los alburquerqueños se han puesto de nuevo manos a la obra y han cumplido con creces. Es curioso y gratificante ver a nuestros emigrantes ilusionados participando en los actos. Como siempre, el torneo ha sido el acto más espectacular. También ha destacado el espectáculo de doma ecuestre a cargo de Rubén Correa.

El grueso de los actos del viernes se concentró en los alrededores de la iglesia de Santa María. Desde hace algunos años, se dividen las localizaciones para diferenciar entre el barrio medieval y Las Laderas. La llegada de Don Pedro y ceremonia de esponsales o la boda judía fueron los actos de mayor acogida en la iglesia.

Se ha visto ha mucha gente poblando las terrazas en bares y restaurantes. El Festival Medieval es una inyección para los hosteleros ya que coincide con las vacaciones de muchos emigrantes y personas que nos visitan durante estos días. Terminó la fiesta más popular de una localidad que ya ha vuelto al siglo XXI.

[ot-video type=”youtube” url=”https://youtu.be/skeAWVq8hhE”]

Categorías: Local