Archivo

Ir a inicio
Colaboradores Literatura

Tan duro como un pastor

La tormenta rugía. El agua caía con furia y el viento soplaba con fuerza del norte, asustando al ganado, que se revolvía inquieto. El cielo resplandecía en el oeste y