Día Internacional de la Mujer Rural

Día Internacional de la Mujer Rural

Hoy 15 de octubre se celebra el Día Internacional de la Mujer Rural. Por ello, desde Baylío nos hacemos eco de un escrito que nos hacía llegar la Oficina de Igualdad y Violencia de Género de la Mancomunidad Integral Lácara-Los Baldíos:

Por las mujeres rurales

Tan sólo desde Octubre de 2008 se conmemora este día a nivel internacional, obviando que el motor del mundo, de la sociedad, han sido, y son ellas, las más olvidadas de las mujeres del mundo, aquellas que viven su día a día en los pueblos, en los campos; las llamadas “trabajadoras invisibles del Mundo”. Es por eso que desde la Oficina de Igualdad y lucha contra la Violencia de Género Lácara Los Baldíos, no queremos dejar pasar este día, que no deja de ser algo simbólico, un sólo día en el que posar la mirada en algo que ocurre los 365 días del año. Como sabemos, la realidad de la mujer en el mundo rural es muy complicada, pero no por ello deja de ser muy destacable, llena de retos superados a diario. Y desde esa positividad y pequeños-grandes logros queremos llamar la atención. Desde mujeres que, a sus sesentaitantos años, no dudan en acudir a las aulas de informática para sorprenderse y aprender de las posibilidades de las nuevas tecnologías; hasta madres muy jóvenes que acuden a estas clases con sus bebés, como forma de conciliar su vida familiar y su formación. Asociaciones de mujeres que a pesar del paso de los años, de las dificultades, de las pocas oportunidades que se les ofrecen, siguen día a día, año a año, esperando que llegue el relevo generacional en esa junta directiva, que sigue luchando para que estas asociaciones no desaparezcan. Mujeres jóvenes, formadas, con inquietudes, pero que no encuentran una salida profesional en sus pueblos que les permita desarrollarse y al mismo tiempo puedan vivir donde ellas quieren, en su pueblo. Mujeres emprendedoras, que a pesar de todo, a pesar de las presiones, de las dificultades, del qué dirán, deciden enfrentarse a nuevos retos que les permitan cumplir parte de sus sueños: cooperativas de mujeres, panaderías, hostelería rural, asociaciones de empresarias, grupos de percusión.

A todos estos factores, hay que sumar los retos diarios que la vida, la cultura y la sociedad les imponen con esa doble-triple jornada de trabajo no remunerada, esos cuidados de cada una de las personas de su familia, esa demanda constante de su atención, de su apoyo, esas exigencias cotidianas a las que no damos importancia por creer que debe ser así. En definitiva, todo un mundo de mujeres valientes, llenas de sueños, de inquietudes, y que si se les prestara una atención, sin duda, demostrarán al resto del mundo lo que muestran a su entorno más cercano, el coraje, la lucha y la perseverancia.

A todas la Mujeres Rurales.

Alfonso Pérez Cabrera.

Categorías: Local