Manifiesto en el instituto contra la violencia de género

Manifiesto en el instituto contra la violencia de género

Mañana, 25 de noviembre, se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género. Desde la Oficina de Igualdad de la Mancomunidad Lácara Los Baldíos se ha organizado una actividad en el salón de actos del Instituto Castillo de Luna. Se procederá a la lectura de un manifiesto a cargo del alumnado de la ESO. Para completar esta semana de reivindicaciones contra la violencia de género, el viernes 27 se llevarán a cabo varios talleres con alumnado de 3º de la ESO. La lectura del manifiesto de mañana está prevista para las 11,00 h.

Reflexión sobre la violencia de género

A continuación, hacemos pública una carta a modo de reflexión sobre la violencia de género que nos hacían llegar desde la propia Oficina de Igualdad.

Hoy, acabo de mirar al horror a los ojos. El miedo más extremo alcanzándome poco a poco, anidando en cada poro de mi piel. Intentas mantener la calma, intentas no sucumbir al miedo, al estrés, al nerviosismo, pero te atrapa, se apodera de ti. Ves como tu impotencia por no poder tranquilizarla, no es nada con la impotencia que siente ella, la víctima.
Discursos incongruentes, preocupaciones insólitas, cosas extrañas que se apoderan de su mente, que de alguna manera busca alguna rendija donde poder huir del pavor. Un estrés, un miedo hasta ahora desconocido. Si yo, he sentido ese miedo, he sentido peligrar mi integridad física, pienso “ahora sí que estoy, todavía, más lejos de entender, de llegar a sospechar qué es lo que siente una mujer amenazada por su pareja, por esa persona con la que comparte techo y vida hace mucho tiempo”.
Me daba sus papeles, su DNI, su vida la ponía en mis manos y no me conocía de nada, no nos conocemos de nada y ya se ha aferrado a mi como su único salvavidas. Qué responsabilidad más grande, cuanta incertidumbre, cómo afrontar todo esto.
Si para mí, un profesional preparado, con experiencia, que ya me he enfrentado antes a casos parecidos, resultó ser algo aterrador, ni imagino para una mujer en pleno proceso de desintegración lo que puede ser la incertidumbre y el no saber qué debe hacer ni donde ir. Todo esto que escribo aquí, fueron mis sentimientos, mis pensamientos ante uno de los casos de violencia de género que he tenido que atender en estos años de trabajo en la Oficina de Igualdad. Lo he querido compartir porque creo que puede ser un pequeño acercamiento al sentir de las víctimas de violencia de género. Si, yo, una persona que no estaba sufriendo esa violencia de género he llegado a sentir todo eso, ¿os podéis imaginar como se sentirá la víctima? Espero que sirva para reflexionar, sobre todo a aquellas personas que creen que las víctimas no denuncian porque “tan poco estarán tan mal” o “algo habrá hecho”.
Pero no sólo el miedo les lleva a ello, las víctimas son completamente anuladas por sus maltratadores, alineadas, despojadas de su auténtica personalidad, a través de diferentes ‘armas’, el control, el chantaje, el insulto, las vejaciones, las desvalorizaciones constantes,… todo ello lleva a la víctima a dejar de ser esa persona que un día fue.
También tenemos que tener claro que no denunciar, no apoyar a las víctimas de manera incondicional, no posicionarse totalmente en contra de estas formas de violencias hacen que el camino sea más difícil: “¿qué dirán mis vecinos?”, “¿pensarán que no es para tanto, que soy una exagerada?”, “no quiero que esto sea un escándalo en el pueblo”, “pero si luego él, en la calle, es buena persona, muy querido, ¿cómo se van a creer que me maltrata?”…
Miles de pensamientos, de justificaciones, de temores que pasan por la cabeza de la víctima antes de dar el paso.
Recuerden que no existe un perfil de maltratador, cuántas veces hemos oído decir eso de: no nos lo esperábamos, la quería mucho, lo era todo para él, no era violento, era una persona normal…
Por eso, el 25 de Noviembre se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género, y por eso decimos que todos los días deben ser 25N .
Dí no a las Violencias de Género, apoya a las víctimas, no seas cómplice.

Categorías: Local
Etiquetas: Educación, Jóvenes