Los proyectos Aprendizext mejoran Alburquerque

Los proyectos Aprendizext mejoran Alburquerque

El pasado 19 de diciembre comenzó el PFPD Aprendizext La Dehesa, en el que se han formado 16 alumnos en cada uno de los dos talleres que se han impartido; actividades auxiliares en conservación y mejora de montes y actividades auxiliares en aprovechamientos forestales. No cabe duda de que los trabajos de los alumnos están aportando valor añadido a la mayoría de los entornos rurales que rodean nuestra población. El proyecto llega a su fin el 18 de diciembre y ha estado dirigido a jóvenes parados comprendidos entre los 18 y 24 años que carezcan de formación similar a la que se imparte. Algunos de ellos tenían la ESO o algún ciclo formativo mientras que otros no. El equipo técnico ha estado formado por una directora, un auxiliar administrativo, una coordinadora y dos monitores. En unas semanas tendremos ocasión de tratar con más profundidad todo lo que han supuesto estos talleres. Hoy les contaremos por qué desde el ayuntamiento se apostó por ellos y cuáles han sido algunos de los trabajos que se han llevado a cabo.

¿Por qué estos talleres?

Como saben, el ayuntamiento es la entidad promotora de estos proyectos. El propio consistorio preparó y presentó la propuesta al SEXPE, para su aprobación y le fue concedida a finales de 2014. En los decretos por los que se pueden presentar proyectos @prendizext se informa siempre de los que tendrán más prioridad. Hace unos años eran proyectos prioritarios todos los que se llevaron a cabo por la Escuela Taller, en ámbitos como la carpiteria, albañileria, fontaneria o electricidad, entre otros. Todos recordamos lo valiosos que han sido los trabajos de la Escuela Taller para Alburquerque. Debido a los cambios en las prioridades de las que hablamos, el ayuntamiento presentó el último proyecto aprendizext por su carácter innovador y por ser el que más puntos tenía. Además, había muchas labores forestales que realizar en la dehesa comunal y no hay que olvidar que este tipo de trabajos pueden suponer una demanda de personal formado por parte de la empresa privada. De esta forma, el consistorio ha apostado por un taller prioritario, que ha significado valor añadido para nuestro entorno rural y que supone una salida laboral para sus alumnos trabajadores en un sector forestal que demandará personal cualificado y con experiencia. Los talleres contemplados se enmarcan en la rama agraria, muy en consonancia con el entorno que nos rodea. Los alumnos reciben clases teóricas y prácticas que se han llevado a cabo en distintos lugares de nuestra dehesa comunal. Se han realizado trabajos de desbroce, poda, descorche, eliminación de restos…

Mejorando nuestra dehesa comunal

El proyecto se  ha dividido en dos fases, todas, encaminadas a mejorar nuestra dehesa. En la primera fase los alumnos están contratados por el Ayuntamiento de Alburquerque con un contrato para la formación. En ella adquieren las habilidades socioprofesionales propias de las actividades que realizan. La metodología utilizada es “aprender trabajando». Se han llevado a cabo labores de apostado de chaparras y macheros;  desbroce de retama y zarza, poda y apeo de árboles; limpieza de cauces, eliminación de restos mediante quema, realización de tratamientos fitosanitarios y tareas de descorche. Todo esto se ha hecho en los princnipales enclaves de nuestra dehesa comunal. Algunos de los trabajos llevados a cabo han sido los siguientes:

  • Valdeborregos:  Tenía monte arbustivo compuesto por retama de entre dos y cuatro metros de alto. Así mismo las encinas tenían abundantes ramas inferiores debido a la falta de poda. Además,  esta zona es cruzada por un arroyo que se encontraba totalmente cubierto de maleza.
  • Cañada Boyal: Se actuó sobre 1 Km. Es de destacar que junto al desbroce que en ella se realizó, apareció abundante basura que estaba siendo arrojada aprovechando la maleza que cubría determinadas zonas. Así mismo los árboles (alcornoques y encinas) no habían sido podados nunca.
  • El prado: Paraje de cuatro hectáreas cubierto de monte bajo, compuesto de retamas, jaras y zarzas. El entorno paisajístico es de una peculiar belleza, pero se encontraba totalmente intransitable por la cantidad de maleza acumulada. En otros tiempos en esta zona estaban ubicados varios hornos en los que se cocían los ladrillos y tejas que se empleaban posteriormente en la construcción de las viviendas de la localidad. Dichos hornos no se apreciaban por lo descrito con anterioridad.
  •  Fuente de Elvira de Vaca: Paraje de media hectárea cubierto de monte bajo. No se apreciaba ni el manantial del que se nutre el estanque.
  • Pista de Elvira de Vaca: Camino asfaltado de la dehesa comunal que parte del pueblo y concluye en el pantano, dando acceso a numerosas fincas públicas y privadas encontrándose entre ellas un complejo rural. La actuación ha sido sobre los márgenes de dicha pista a lo largo de 11 km. En ellos había crecido zarzas, jaras y retamas que en algunos tramos invadían parte de la calzada, haciéndola especialmente peligrosa por la falta de visibilidad y la estrechez de la misma.

AprendizextAprendizext

  • Camino la Zarza y Antiguos lavaderos: El entorno, de unos 2 Km, estaba totalmente invadido por zarza y arbustos, hasta el punto de no apreciarse ni la fuente, ni los lavaderos (tramo de unos diez/doce metros de ancho, estaba reducido a una senda). En pocos días los alumnos recuperaron la zona, descubriendo un lugar que muchos vecinos mayores recordarán con nostalgia. Este histórico lavadero supone una «fuente» de recuerdos para aquelas mujeres luchadoras y trabajadoras que hicieron uso del mismo. Con los trabajos realizados, se ha logrado poner de nuevo en valor este rincón tan especial.  En cuanto al camino; estaba totalmente intransitable en algunos tramos, cubiertos totalmente de maleza y arbustos.
  • Pista de Mayorga: En esta se está trabajando en la actualidad, limpiando los márgenes de la misma.

La política de mejora en infraestructuras rurales siempre fue un objetivo perseguido desde la alcaldía. Todas estas labores han aportado valor añadido a muchas pequeñas y  medianas fincas. Como decimos, ha habido muchos más trabajos en otras zonas, de los que hablaremos tras la clausura de los talleres. También tendremos ocasión de hacer un recorrido por todas las actividades y experiencias vividas por los alumnos. Aquellos que obtengan calificación positiva en todos los módulos impartidos, podrán solicitar el certificado de profesionalidad de las especialidades en las que se ha formado, que les facilitará el acceso al mundo laboral al acreditar las capacidades y conocimientos adquiridos.

Desde el consistorio también nos han informado como ya está en proceso de inicio la Escuela Taller de Jardineria y un nuevo taller @prendizext de pastelería que ya ha sido aprobado y que se llevará a cabo en un obrador alquilado por el ayuntamiento para tal fin.

Categorías: Local