Los restos de Rosa Casanovas ya descansan en el cementerio de Alburquerque

Los restos de Rosa Casanovas ya descansan en el cementerio de Alburquerque

Desde hoy los restos de Rosa Casanovas ya descansan en el cementerio de Alburquerque. Así lo han anunciado esta misma tarde sus familiares, venidos desde Gandía, en un emotivo y simbólico acto junto al alcalde Ángel Vadillo. Pedro Rubio, sobrino de Rosa ha explicado los motivos de esta decisión: «Así lo manifestó Rosa. Era extremeña y el día que muriera quería ser enterrada aquí». Las cenizas de Rosa ya se encuentran en el Camposanto de Alburquerque cumpliendo así la voluntad de una persona que simboliza un ejemplo de lucha por la memoria histórica que nadie debería olvidar.

Al final del artículo encontrarás el audio de la comparecencia.

Agradecimiento

El alcalde dio las gracias a los familiares por atender a los medios y expresó sus condolencias por el fallecimiento de Rosa y de su marido; «Lo va a sentir todo Alburquerque». Recordó que era una persona que vio conseguido el objetivo de saber la verdad sobre su madre; «Intentamos que así fuera». Destacó su forma de ser, siempre basada en el amor y nunca en el rencor ni el odio.

Lo único que la movía era el corazón.

Vadillo también ha tenido palabras de recuerdo a la figura de Martín Casanovas y Serafina Roca y expresó la satisfacción por el hecho de que Rosa ya descanse en paz junto a su madre. Por su parte, su sobrino agradecía la labor de todas las personas que han apoyado la lucha de Rosa por recuperar la memoria de su madre Serafina, y con ella la de una parte negra de nuestro pasado.

rosa casanovas

Recuperar la memoria para poder perdonar

Rosa Casanovas luchó siempre para poder recuperar los restos de su madre, Serafina Roca, que fueron hallados junto a muchos más en la mina de Valdihuelo tras los horrores de la Guerra Civil. Serafina estaba casada con Martín Casanovas, quien fuera alcalde de Alburquerque en esa época. Fue llevada por los franquistas y arrojada a la mina. Su caso, lleno de luz y de esperanza fue clave a través de las conversaciones con Ángel Vadillo para iniciar el proceso de excavaciones en Valdihuelo, tal y como lo recordaba el alcalde en un acto el pasado mes de diciembre con la proyección del documental Los yunteros de Extremadura. Las excavaciones se realizaron sin que existiera una legislación para la recuperación de la memoria y supusieron un gran impulso en ese sentido. Tras la labor del Ayuntamiento junto al historiador Ángel Olmedo y su asociación, Rosa pudo recuperar los restos de su madre al igual que muchos vecinos de Alburquerque y pueblos cercanos.  Si quieres saber más sobre las actuaciones llevadas a cabo puedes leerlo pinchando aquí.

Portada: Rosa Casanovas junto al alcalde Ángel Vadillo/ I Jornadas de Memoria Histórica de Extremadura/ Cementerio de Alburquerque.2009

Int: Ángel Vadillo atendiendo a los medios esta tarde junto al sobrino de Rosa, Pedro Rubio.

Categorías: Local
Etiquetas: Historia, Sociedad