La chica que fotografiaba atardeceres

La chica que fotografiaba atardeceres

De repente giró sobre sí misma y comenzó a correr. Sorteaba a la gente como si se tratara de una gincana. Atravesó el parque entre asustados animales que no sabían que pasaba y saltó por encima del banco ante una asombrada muchedumbre que no encontraba explicación a lo que sucedía. Y es que ya llegaba tarde. Durante cinco años no le había pasado ni una vez. Y esta no iba a ser la primera. Llegó a su casa y fue directa a la ventana. ‘Click’ . La chica que fotografiaba atardeceres llegó justo a tiempo para hacerle una foto. El de hoy era especialmente hermoso.

Categorías: Colaboradores, Literatura
Etiquetas: Literatura, Naturaleza