Inaugurada en Alburquerque la nueva residencia «Rasero Fuentes»

Inaugurada en Alburquerque la nueva residencia «Rasero Fuentes»

En la mediodía de hoy se ha inaugurado oficialmente la nueva residencia sociosanitaria alburquerqueña «Rasero Fuentes». Lo ha hecho en un acto en el que han sido invitadas alrededor de 150 personas, todas ellas a título individual. Ha habido presencia de empresarios, concejales de todos los grupos políticos, personal relacionado con las entidades financieras, trabajadores, familiares, medios de comunicación, etc. La inauguración ha corrido a cargo del empresario José Luis Rasero y Elena Pocostales, nieta de Emilio Rubio, quien fuera amigo de José Luis y tristemente fallecido. Las intervenciones han estado conducidas por Agustín Fuentes, que ha destacado que la inauguración responde a la «culminación de un sueño empresarial». Fuentes ha hecho un recorrido por todo lo que ha significado el apellido Rasero en el mundo de la ganadería a lo largo de los años y recordó que esta familia «no ha dejado de emprender, de creer, de soñar con proyectos, de contribuir en el desarrollo de la economía local». Las intervenciones corrieron a cargo de Agustín Rubio, como amigo desde la infancia de José Luis; Luis Torres, en representación de la empresa promotora; Ángel Vadillo, alcalde de Alburquerque; los hijos de José Luis y la propia Elena Pocostales.

Agustín hizo un nostálgico repaso de sus vivencias con José Luis, al que calificó como una persona solidaria, comprometida y gran empresario. Recordó sus vivencias con él y también su gran y fructífera trayectoria empresarial. Al mismo tiempo le deseó suerte en «este gran proyecto», «una obra de gran envergadura que dará un gran servicio a nuestro pueblo».

«Que esta residencia no sea su casa, sino su hogar»

Luis Torres. Al fondo, Agustín Fuentes, Agustín Rubio, Mari Carmen Fuentes y Ángel Vadillo.

Tras Agustín tomó la palabra Luis Torres. Recordó la rueda de prensa en la que se presentó el proyecto que hoy ha visto la luz. Al mismo habló de la diversificación de su grupo de empresas hacia el ámbito social y agradeció la labor de la empresa constructora, Edificaciones Rodríguez: «Nunca pudimos tener mejor elección». También se refirió a C&B Consultores como «clave para el desarrollo de la inversión» . Agradeció a la Agencia de Desarrollo Local por su trabajo de «unión con las demás administraciones» y al alcalde «por las facilidades ,el apoyo recibido y la arraigada dedicación». Terminó agradecimiento a todos los que han hecho posible el proyecto y especialmente a la familia Rasero Fuentes. El alcalde, por su parte, expresó su satisfacción por poder demostrar «lo que se puede hacer cooperando». «Tenemos la suerte de tener empresarios que tienen corazón». Ángel puso de manifiesto este caso como un claro ejemplo de cooperación entre administraciones y expresó que «siempre estamos en todos los proyectos en la medida en que ellos nos necesiten», refiriéndose a los empresarios. Dijo que sin ellos la economía local no tiene sentido y destacó la importancia de estos proyectos en la generación de empleo. Al mismo tiempo recordó el valor del cuidado a nuestros mayores y que, con esta nueva residencia Alburquerque tendrá un cupo de más de 15 plazas por cada mil habitantes «un índice muy por encima de la realidad».

«Emilio Tronera, mi abuelo del alma»

Elena Pocostales y José Luis Rasero

Sin lugar a dudas, las dos últimas intervenciones han sido las más emotivas. La más pequeña de las hijas de José Luis fue la encargada de pronunciar unas palabras llenas de verdad hacia su padre en nombre de todos sus hijos. Carmen lo calificó como un «hombre honesto, decente y profundamente enamorado de su familia». Habló de sus muchos valores y le dijo ante todos que «estamos orgullosos de ti». Elena Pocostales puso el broche de la emoción y dio las gracias en nombre de su familia por haberse acordado de su abuelo.». Habló de la residencia como algo sin igual en toda Extremadura de la que «debemos sentirnos orgullosos». Tras sus palabras y el afectuoso abrazo con José Luis se descubrió la placa, no sin antes ser bendecida por los párrocos, Ángel Solano y Antonio Acedo.

La residencia

Tras el descubrimiento de la placa se realizó una visita por las instalaciones. Estamos ante una residencia construida en una superficie sobre una parcela de aproximadamente 4.000 metros cuadrados con una capacidad para atender a 50 personas dependientes gracias a sus 25 habitaciones dobles. Está equipada con espacios de esparcimiento, zonas sanitarias, de rehabilitación y terapia, enfermería, farmacia, comedor… Sin lugar a dudas se trata de una proyecto espectacular con una objetivo claro: que nuestros mayores tengan la dignidad que se merecen.

¿Quieres recordar el contrato de arrendamiento de la residencia y su gestión? Puedes hacerlo aquí.

Categorías: Local
Etiquetas: Mayores