Gran acogida en el vino de honor al emigrante

Gran acogida en el vino de honor al emigrante

El hotel restaurante Machaco ha acogido esta mediodía el tradicional vino en honor al emigrante que el Ayuntamiento de Alburquerque ofrece cada mes de agosto. Más de 200 personas se han dado cita en un salón repleto que ha contado con la presencia de las autoridades locales encabezadas por la alcaldesa Marisa Murillo y su equipo de gobierno, miembros de la oposición, asociaciones, representación de la parroquia, hermandades y otro ámbitos de la vida pública local.

Entre los asistentes, multitud de paisanos con sus familias, que tuvieron que dejar su pueblo años atrás para trabajar en destinos dispares, la mayor parte en el País Vasco, Madrid y Cataluña.

Marisa Murillo.

Sois nuestros mejores embajadores

La alcaldesa quiso dirigir unas palabras a los presentes antes del inicio del aperitivo. Marisa agradeció a todos «que volváis año a año a vuestro pueblo, sois muy importantes para nosotros». Les pidió que no rompieran nunca el «cordón umbilical» con la localidad y les expresó que son «nuestros mejores embajadores» al mismo tiempo que animó a las familias a que sigan acudiendo año a año con sus descendientes y les transmitan «las que han sido y son sus raíces». Murillo también recordó el papel de Ángel Vadillo, afirmando que «puso en marcha este reencuentro». Terminó deseando a todos unos días de diversión.

Fotos

Categorías: Local
Etiquetas: Emigrantes, Festejos