Marisa Murillo, en su pregón de las fiestas codoseranas: una parte de mi corazón está en La Codosera»

Marisa Murillo, en su pregón de las fiestas codoseranas: una parte de mi corazón está en La Codosera»

Como te adelantamos anoche en nuestras redes sociales, la alcaldesa de Alburquerque, Marisa Murillo, ha sido la pregonera de las ferias y fiestas de La Codosera, que comenzaron ayer y se prolongarán hasta el domingo con multitud de actividades. Murillo comenzó expresando que es alcaldesa «por circunstancias» que han sido «muy difíciles», refiriéndose a la campaña electoral.

Marisa agradeció al alcalde Joaquín Tejero y a la corporación municipal por haber pensado en ella. Su pregón estuvo marcado por su relación con La Codosera: «tengo familia aquí, amigos, esa otra gran familia». Recordó el proyecto de formación de trabajadores forestales en el que estuvo inmersa: «me sentí como en casa, siempre lo guardaré en mi memoria y corazón como uno de los momentos y etapa más bonita que he vivido», «se agolpan los recuerdos de este tiempo, que fueron intensos». Además, destacó como Tejero, se volcó con el proyecto para que todo fueran facilidades.

Marisa Murillo junto a Joaquín Tejero.

Murillo también recordó una serie de anécdotas sobre su paso por allí, que calificó como una «magnífica ocasión para descubrir lo maravillosa que es la gente de este pueblo». Habló de como participaron en la tradición de los mayos, de la feria rayana, a la que se refirió como «un referente de nuestra comarca» y de iniciativas como recrear la ruta del contrabandista para la televisión: «fue una de las mejores cosas que viví, escuchar de primera mano cómo vivía y subsistía la gente, como el intercambio de productos de una parte a otra de la raya marcaba sus vidas».

«Esa historia viva que está en vuestros mayores es un tesoro».

Marisa se refirió a la estrecha relación histórica que existe entre La Codosera y Alburquerque e incidió en sus gentes; «para mi sois especiales. La Codosera es un jardín y una parte de la despensa de Extremadura». Al mismo tiempo expresó su apoyo y colaboración para desarrollar el potencial del pueblo, aludiendo al patrimonio natural y riqueza botánica, o las rutas teatralizadas que «nos transportan a nuestros antepasados». Expresó que desde su paso por La Codosera, sus visitas son más frecuentes para disfrutar «de la gastronomía y vuestros ricos paisajes a orillas de ese río que nos da la vida». Terminó con una mención a sus amigos y dos versos:

Qué tendrá La Codosera que todo el que viene se queda,

Que tendrá La Codosera que allí se acaban mis penas.

Tras sus palabras fue obsequiada con un ramo de flores a cargo de su homólogo anfitrión bajo una sentida ovación.

Categorías: Comarcal
Etiquetas: Festejos, Política