Un pueblo entregado a su patrona

Un pueblo entregado a su patrona

Sería difícil cuantificar la inmensa cantidad de gente que ayer salió a las calles de Alburquerque con motivo de la procesión de la Virgen de Carrión. Muchos decidieron asistir a la novena previa llenando por completo la iglesia de San Mateo, otros muchos la acompañaron por el recorrido y también hubo quienes decidieron esperarla en algún punto en concreto. Lo que está claro es que el sentimiento de devoción que provoca la imagen de la virgen es poderoso y arraigado en el ADN de la localidad.

La patrona, que lucía traje blanco con motivos dorados, estuvo arropada por centenares de personas en una comitiva encabezada por el párroco Antonio Acedo y su compañero Jacinto Ruiz-Roso Rivera, el mayordomo José María Rasero y la camarista, Ana Pocostales junto a las autoridades locales con la alcaldesa Marisa Murillo y la concejala Nena Carrasco. La música la puso la banda de tambores y cornetas Los Castúos, de Valencia de Alcántara.

La actualidad relacionada con la virgen sigue mañana a las 9:00 h. con el tradicional petitorio en su honor y la subasta, que tendrá lugar a las 23:00 h. en el complejo Machaco.

Fotos.

Categorías: Local