Acto homenaje a las víctimas de la Guerra Civil en Alburquerque

Acto homenaje a las víctimas de la Guerra Civil en Alburquerque

El cementerio de la localidad ha acogido esta mañana el homenaje a las víctimas de la Guerra Civil en Alburquerque. Un acto que se celebra cada año en estas fechas, impulsado por el «Grupo de apoyo a Ángel Vadillo» cuyo objetivo principal es honrar la memoria de todos los vecinos de la localidad y alrededores que fueron víctimas de la represión. La cita ha tenido lugar en el monumento en honor a los represaliados instalado por el Ayuntamiento en 2009.

Ha contado con la presencia de la alcaldesa Marisa Murillo, miembros de la corporación del ayuntamiento, Ángel Vadillo, el colectivo Memoria de Futuro y decenas de vecinos. A este acto también se ha unido el músico y compositor David Álvarez, iniciando el acto con una melodía con flauta dulce.

Marisa Murillo.

«La primera recuperación de los restos y consuelo para los vecinos de Alburquerque vino de la mano de Ángel».

Marisa Murillo ha sido la primera en intervenir, dando las gracias a todos los asistentes y a David Álvarez por ofrecerse a acompañar el acto con su música. La primera edil recordaba que la primera excavación para la recuperación de los restos de los represaliados en Extremadura fue en Alburquerque, en la mina de Valdihuelo, y promovido por Ángel Vadillo.

Ángel Vadillo.


«Víctimas inocentes y cruelmente asesinadas, que se llevaron y nunca más se supo de ellas».

A continuación dio su intervención Ángel. Agradeció la presencia de la alcaldesa y del grupo de gobierno en este acto un año más. Aseguró que el homenaje es «a las víctimas inocentes y cruelmente asesinadas, que se llevaron y nunca más se supo de ellas». Hizo memoria de los niños desaparecidos y fusilados inocentes, sin importar su ideología.

«Sabiendo que fue real y haciendo homenaje a ellos sin rencor ninguno, serán los guías de una sociedad mejor».

También quiso hacer un recuerdo especial para el fallecido recientemente Francisco Díaz, «Kiko el florino». Expresó con emoción y valorando su compañía cada año en este día.

Tras las palabras de Marisa y las de Ángel, todos los presentes depositaron rosas sobre los nombres grabados en la placa para que nunca se olvide su trágica historia.

Categorías: Actualidad, Local