El teatro de inclusión vuelve a emocionar Alburquerque

El teatro de inclusión vuelve a emocionar Alburquerque

Una casa de la cultura repleta de público ha sido testigo hoy de un nuevo ejemplo de como el arte y la cultura pueden ponerse al servicio de una causa social, en este caso la inclusión. Porque lo hemos visto hoy sobre las tablas del escenario ha sido precisamente eso, teatro de inclusión.

El Centro Ocupacional «Los Baldíos» y la Escuela Municipal de Teatro han puesto en escena el musical de Disney Vaiana, un espectáculo en el que han participado alrededor de 20 personas, entre usuarios del centro y trabajadores. La obra ha maravillado al respetable, que ha manifestado su emoción con sentidas ovaciones. La felicidad en los rostros de estos auténticos actorazos ha sido algo constante y aunque solo fuera por eso, ya merecía la pena ocupar una butaca. El acto se ha enmarcado en la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad y también ha servido como homenaje a José María Pámpano, que ha disfrutado al igual que todos los presentes.

Carol Magro, durante su actuación.

Antes del comienzo de la función y de la proyección de un vídeo del centro en honor al gran Pampa, hemos tenido la ocasión de escuchar las intervenciones de Flor Díaz, directora del Centro Ocupacional y Marisa Murillo, alcaldesa de Alburquerque. Flor ha puesto en valor el trabajo que ha supuesto todo el proceso de preparación hasta llegar al día de hoy, algo que ha calificado como «un nuevo reto». Se ha referido a la «magia del teatro» como un elemento gracias al que aparecen «valores y capacidades de nuestros chicos y chicas que ni sabíamos que tenían». Ha querido dirigirse a ellos como «personas incansables, con una capacidad enorme de superación y entusiasmo».

Flor Díaz y Marisa Murillo.

La directora ha destacado que el centro y la escuela ya han trabajado y seguirán colaborado juntos con el objetivo de «potenciar la integración social a través de los beneficios que aporta la práctica del teatro». También se ha referido a la conmemoración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad para lanzar un mensaje de concienciación dirigido a conseguir que «este colectivo crea en sus propias capacidades». Flor ha terminado con bonitas palabras hacia José María Pámpano, al que ha felicitado por su «constancia, esfuerzo y capacidad de superación. Queremos trasmitirle nuestro cariño y lo que día a día aprendemos de él».

Antes de dar paso a la alcaldesa ha querido agradecer el trabajo de todos los que han colaborado en la obra aportando su trabajo. Al mismo tiempo se ha dirigido a Ángel Vadillo para mostrar su gratitud; «sin él todo esto no sería posible, apostó por el centro, lo creó».

Marisa también quiso reconocer a Ángel Vadillo expresando que el centro «fue una de las mejores apuestas que hizo». En este sentido destacó que «es importante valorar que solo hay dos municipios de Extremadura que apuestan en apoyar desde lo municipal» por la integración y el trabajo con este colectivo. La alcaldesa quiso manifestar la importancia que cobra el hecho de que confluyan servicios municipales, en este caso, el propio centro junto a la escuela municipal de teatro y la casa de la cultura; «lo que hacemos es sumar mucho más». Habló del centro como «un referente de lo que es inclusión» y tuvo palabras de enhorabuena y agradecimiento a los usuarios y a sus familias. También quiso felicitar a Pampa, que recibió una placa del centro a manos de Ángel Vadillo a modo de homenaje antes de finalizar un acto que ha llenado el auditorio de emoción, emoción y valores. Enhorabuena a todos los que lo han hecho posible.

José María Pámpano y Ángel Vadillo.

Muy pronto, todas las fotos.

Categorías: Local
Etiquetas: Cultura, Salud, Sociedad, Teatro