El IES Castillo de Luna considera precipitada la inminente vuelta a las aulas y muestra su malestar «no se ha tenido en cuenta lo que los directores hemos dicho»

El IES Castillo de Luna considera precipitada la inminente vuelta a las aulas y muestra su malestar «no se ha tenido en cuenta lo que los directores hemos dicho»

La directora del IES Castillo de Luna ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para informar a la población de cómo han sido las instrucciones recibidas para afrontar la desescalada educativa. Luci ha expresado el descontento del centro ante la vuelta a las aulas a falta de apenas 3 semanas para el final del curso. Lo ha calificado como algo innecesario «que no sé si merece la pena» y muestra el malestar por el hecho de que la instrucción sobre esta vuelta fuera enviada «sorpresivamente» anoche a las 23:52 y con fecha de entrada en vigor de ayer. La directora lamenta que no se hayan tenido en cuenta las opiniones y consideraciones de los directores de los centros ni de los sindicatos tras las reuniones con la consejería; «teníamos clarísimo que regresar a las aulas para dos semanas y pico era innecesario puesto que los alumnos estaban ya mentalizados de la educación a distancia y salvo casos muy concretos, estaban trabajando bastante bien. Lo dejamos dicho por activa y por pasiva, además de que los centros no estábamos preparados para una desescalada a nivel general».

¿Qué alumnos vuelven la semana que viene?

La directora ha anunciado que irán al centro a partir del martes única y exlusivamente aquellos alumnos que necesiten algún tipo de refuerzo por haber tenido dificultades para seguir la educación telemática. Será el claustro el que decida a qué alumnos va ese refuerzo y se lo propondrá a las familias. De esta forma, el alumno irá «a recibir ese apoyo tutoría o refuerzo para el cual el padre haya autorizado que venga». El resto del alumnado seguirá con la educación a distancia como hasta ahora.

Habrá solo 4 horas diarias, una única puerta para entrada y para salida, los servicios a mitad de capacidad, al igual que las aulas. Además, no habrá recreo y no podrá haber nadie en los pasillos. Cada cuál irá directamente al lugar asignado para su sesión con el profesor o tutor. Será imprescindible el uso de mascarilla y mantener la distancia de seguridad. La directora ha dejado claro que asume la responsabilidad de esta nueva situación pero añade que su deseo es que «los padres y alumnos conozcan cómo ha sido el proceso; esta desescalada se va a hacer en dos días». También ha manifestado el gran «desembolso económico» que supone para el centro poder acometer todas las actuaciones para adaptarse a las nuevas exigencias y medidas sanitarias; «hasta la semana pasada no hemos tenido ingresos de la consejería correspondientes al curso 19/20».

Sobre el trabajo docente

Luci también ha dicho que el rendimiento de los alumnos durante el confinamiento ha sido bueno y ha querido poner en valor el trabajo de los docentes ;«hemos estado trabajando el triple para atender a todos nuestros alumnos, con la educación a distancia no hay horarios». Además ha destacado que ese trabajo ahora será más exigente al tener que compatibilizar la atención en el aula con la telemática.

Ha reiterado que todos los esfuerzos deberían encaminarse a centrarse en el curso que viene y ha terminado haciendo un llamamiento sobre la «relajación absoluta» que aprecia en las calles en lo que se refiere al no mantenimiento de las distancias de seguridad, especialmente en pandillas de jóvenes.

En próximos días conoceremos con más exactitud cómo se dará la vuelta a las aulas.

Categorías: Local
Etiquetas: Educación