El párroco de Alburquerque da a conocer el informe de la Junta sobre el deterioro del Retablo Mayor de la iglesia de San Francisco, de cara a su restauración

El párroco de Alburquerque da a conocer el informe de la Junta sobre el deterioro del Retablo Mayor de la iglesia de San Francisco, de cara a su restauración

El párroco de Alburquerque, Antonio Acedo ha comparecido esta mañana en rueda de prensa junto al técnico municipal de turismo, Eduardo Maya, para dar lectura al informe de la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes de la Junta de Extremadura sobre el deterioro que sufre el retablo mayor de la iglesia de San Francisco. El templo lleva tiempo sufriendo desprendimientos de algunas de las piezas de su retablo debido al deterioro ocasionado por termitas y carcoma. Por el momento, y como medida preventiva, la iglesia permanece cerrada al culto.

Eduardo Maya y Antonio Acedo

«Gravísimo y generalizado ataque de insectos xilófagos»

En el informe del que ha dado cuenta el párroco consta que «se observa un gravísimo y generalizado ataque de insectos xilófagos, concretamente de termitas, igualmente se ven zonas repintadas en las que antes había molduras y elementos decorativos, lo cual significa que este retablo lleva mucho tiempo siendo pasto de estos insectos y ahora han empezado a desprenderse y caerse piezas más grandes, las últimas corresponden a uno de los estípites del cuerpo principal, concretamente el situado en el extremo izquierdo. Hay otras muchas que que están desprendiéndose y amenazan con caerse. Esto no solo pasa en el retablo mayor. Tienen el mismo y serio problema los dos retablos laterales que albergan a San Antonio de Pauda y San Pedro de Alcántara».

Medidas preventivas

  • Cierre de la iglesia como primera medida para evitar riesgo material y personal.
  • Control integrado de plagas en todo el perímetro.
  • Elaborar un proyecto de intervención que tenga presente, por una parte, la verificación de la resistencia de los soportes y las fijaciones al muro para valorar qué estabilidad ofrece el conjunto. Y por otra parte, establecer unas pautas para apear elementos estructurales del retablo y las esculturas, que en ningún caso se hacinarán.
  • A partir de aquí se establecerán las fases de restauración del retablo determinando las causas del derrumbe, dando prioridad a la estabilidad del bien en todo su conjunto y estableciendo una valoración y un diagnóstico compelto para abordar su restauración.

El párroco ha finalizado expresando que «ahora comienza el proceso de colaboración por todas partes» y que entre todos «haremos un poquito de fuerza» para la restauración.

El retablo

El retablo mayor es de madera policromada y de estilo barroco, puede fecharse entre finales del siglo XVII y primera mitad del siglo XVIII. En él se emplea el estípite como principal soporte y consta de tres calles y dos cuerpos, el principal de gran desarrollo y el segundo cuerpo de menores dimensiones. El retablo ocupa la totalidad del muro del prebisterio y tiene 8 metros de alto por 6,5 de ancho.

Categorías: Local
Etiquetas: Arte, Historia, Religión